martes, 22 de marzo de 2016

El zentangle y yo nos estamos conociendo

Me lo encontré, me gustó y di con este blog que hace retos *--* y aquí estamos. Soy una principiante, con el tiempo lo haré mejor. Por cierto fue el cuarto intento.

El reto de Diva:

Weekly Challenge #260: "Monotangle: Shattuck"



jueves, 11 de febrero de 2016

Expelliarmus rpg, el mejor foro de rol de Harry Potter

Creo que esta vez no lo mencioné, pero estoy muy contenta porque gané en Expelliarmus Roler del mes y uno de los temas que llevo con Lannis y Fran ganó Tema del mes. Ya he ganado un total de tres premios en el foro y la verdad es estoy gratamente sorprendida. Roler del mes es un premio que no pensaba ganar, porque se le da a gente con muchos más personajes que yo  y con una actividad bestial, así que fue algo muy especial.  Y ya que estamos en esto quiero contarles porque Expelliarmus es el mejor foro de rol de Harry Potter donde haya estado.

Este es Avan *__* me lo regaló Majo.


La gente
Llegué a Expelliarmus por pura casualidad. Hikaru me lo enseñó, me puse a curiosear, me impactó su nivel de actividad y la cantidad de usuarios, y en especial lo dispuestos que parecían todos a rolear. Las personas decían quiero jugar a esto o.o y aparecían otros diciendo yo juego contigo.

Yo venía de foros donde postear con otras personas era muy difícil. Como nuevo te hacían el vacío porque la gente ya se conocía y tenían sus grupos bien definidos. Acá no, en serio, los expelliarmusinos están dispuestos a jugar contigo.  

Las familia sangre pura
En Expelliarmus no hubo Harry Potter, pero el mundo mágico existe como tal. Las familias sangre puras no son las de los libros, son las que los usuarios crearon y encuentras de todo. Desde los liberales que aceptan a los muggles, a los radicales que quieren verlos muertos, pasando por todos los intermedios.

Y cuando buscas una familia, pasa como con los post, la gente está dispuesta  a compartir. Te ofrecen sus familias y con ellas vienen sus personajes. Tu personaje adquiere padres, hermanos, tías, abuelos, y te encuentras emparentado con aquel y el de más allá y se abre todo un abanico de posibilidades y de posts.

Los administradores
Aunque no lo crean son personas accesibles. Que si no te admiten una cosa te dan opciones. No están sobre ti viendo que haces y que no haces. Tienes libertad para jugar, para ir y venir dentro de los límites de lo razonable. Les gusta la democracia y eso se nota en el foro.  Mejoran normas, revisan sus parámetros y buscan cosas nuevas.

La inventiva
Dioses qué historias. Los expelliarmusinos tienen una inventiva que se desparrama. He visto de todo, tramas clásicas, inusuales, que trasgreden los tabúes de la sociedad. He visto nacimientos y muertes tristes. Tramas que retoman los valores tradicionales y juegan con ellos. Matrimonios arreglados y romances de película. Personajes que se creen el santo grial de la guapura, y los que no quieren que los vean ni de chiste. Heteros, gays, bisexuales, de todo hay en la villa expelliarmusina.

Los maestros y las clases
En un foro anterior cuando vi que tenían que asistir a clases me dio una flojera total. Las clases eran taaaaaaan aburridas que creo pasé a una y me dije nunca más. Acá los maestros son la onda, los amas o los odias. Maestros legendarios como Elektra, o súper chulos como Agnes y Victarion, o súper preciosos como Morrigan, la maestra favorita de Avan. Amo a los maestros de la escuela. Y sus clases son un pasada, los usuarios se esfuerzan y te movían con ello a ir a clases. Y tanto puede que te vaya súper bien, como súper mal.

Los dados, las tarjetas y las habilidades
No hay mayor democracia que la de los dados. Expelliarmus tiene un sistema de rol con dados. Tu desempeño en clases se evalúa tirando dados, te peleas tiras dados, juegas quidditch se tiran dados. Y como puede irte bien, puede irte muy mal. Hasta eso los cabrones dados son coherentes ¬¬ cuando Avan dice que está haciendo mal una poción, los dados lo apoyan y yo solo espero que no vuele el caldero por los aires.

En el foro ganas galeones con los post, dinero que puedes usar para comprar cosas, entre ellas habilidades de duelo, de quidditch,  o cosas como ser animago o hablar pársel. También puedes comprar tarjetas para mejorar tu desempeño en clases (tiras un dado, más tarjeta), o para escapar de un prefecto o un profesor.   Y también puedes comprar pastelitos (Avan tiene el inventario lleno de chunches).

El sistema
Una de las cosas más guapas del foro es el sistema. Registras tus temas y el foro te avisa cuando te responden y tiene una lista de los temas que debes. Cuando tú posteas le avisa a la otra persona de tu respuesta. También controlas desde un sola cuenta a todos tus personajes *_* y llevas estadísticas y cositas muy monas. El sistema es amorrrr.

Problemas, claro
Como en todos los foros la miel sobre las hojuelas no son eternos, pero está bien, somos humanos y si no nos desgreñamos no somos felices. Pero en general el ambiente y las personas son la onda.


Si estás buscando un foro para jugar, o tienes ganas de rolear, yo te recomiendo Expelliarmus. Verás que es un foro genial, y tanto mi Avan como Dareios estarán dispuestos a darte la bienvenida *0*



domingo, 17 de mayo de 2015

Pronto, pronto.

Desde las profundidades del infierno... ejem perdón, del mar y de la perversa mente de Janendra, FDT Producctions presenta....



Había una vez un príncipe encantador y un brujo tramposo.
Había una vez un sirénido enamorado de un mortal.
Draco/Harry. Mundo alterno. 
Fic PP, perverso y porno.


Próximamente en vivo y directo desde el Festival Draco!Top 2015.



miércoles, 13 de mayo de 2015

Recopilación de fics Drarry 2015

 

Bienvenidos, para conmemorar el primer Festival Top!Draco 2015 decidimos hacer una recopilación de fics Drarry. Estos son fics donde Draco es el top/seme/dominante y Harry el bottom/uke/pasivo. Draco y Harry deben ser la pareja principal del fic. Si tienes fics que quisieras ver en esta lista, deja los títulos y autores, o links, en los comentarios. ¡Ayúdanos a llegar a cien fics! 

Fics Drarry 

 

 

A

Acm2099 

El matrimonio 


Aiko_Amane

Amor Verdadero



Alycen_Riddle

The Perfect Man


Anali_snape

Green Eyes


Anna_Lylian

Reconciliación 

 

Athase_

Mágica Navidad

 

B

Black_phenix 

Playing in the name of love 


C

Casandrasa  

Cómo educar a tu dragón

 

Cerdo volador

My secret... our secret 


D

Danvers



Dnanne

Reencarnación 

DraAiedail

Banquete 

F

FanFiker_FanFinal

Corruptela vox  

G

Gabinekochan

Mata si me quieres 

 

Gema Talerico

Volte di luna 
U Turn
Matrimonios no planeados 
Aprender a vivir 
My favorite animal 


Hebe 

Herencias 
Dame tiempo 
 

 J

Janendra 

Ese... bendito muggle
Unión 

 

Julia

Perdido en el tiempo 

 

K

Kaorugloomy

Te seguiré en la oscuridad

 

Kasomicu

Harry Potter y los antojos nocturnos 


Katrinna Le Fay

El Trato 


L  

Lady_du_Verseau

Una noche interesante en la biblioteca 
Una noche interesante en el baño de prefectos  

 

Lady Orapma_S_B

Antiguos Rencores 
  

Laurette

El metro de Londres
El tecnico de cable

 

Layonenth4

Ceidwar Neird: guerrero sin corazón 


Liuny

Phlyzein

 

Livia

El nido de Hedwig

 

Lios_hijo_del_caos

Mi razon de... gemir 
Mi razon de... hacerlo gemir
Mi razon de vivir 


Luna Oscura

Finales Felices

Luna Issabella

Harry James Potter ¿Malfoy?
La última cena 


Lynay

Breathe me 

 

Lyofar

Elfos, veelas, dragones y 2 chicos 

LynxBlack

Heredero de la luz, heredero de la oscuridad 

 

M

Majo Walles

Príncipe de cuento de hadas 


P

Pazu

Bebe llorón 
 

Pislib 

Harris Nieves y el Príncipe del Reino Verde

 

Perla negra

Sólo agregue kawa-kawa
El apartamento de la calle Marshall 
La noche más larga de su vida 


Phenix_sama

I Believe in ángels 

 

R

Romsel

Juntos para siempre 

 

S

Sakura Hiwatari

De otra época  

 

Sakurita_85

¿Cómo Seducir a un Slytherin? 


Sasukitsu

Todo puede ser posible con Harry Potter 

 

Shadow Lestrange Potter

He Could Be The One

 

Susan Black

Ni con James... Ni con Lucius


T

Tlacuilo1

Gargouille 



W

Wilon Eries

Doce dias de Navidad 
Cuanto te quiero 
Puppy Christmas 
Senti tu ausencia, te pido que vuelvas

 

Y

Yuki_eirisan

Chiquita mia 

Z

Zafy

Un viaje hacia la vida


Zandaleesol

Sin corazón 
Trabajo embarazoso 
Cuando te veo sonreír 
Esa cosita tonta llamada amor  
Listones amarillos  
La pregunta de sus ojos  
Un amor inesperado  



 

 

 

 

Traducciones

 

Alima21

 

C

Cacell


D

 

Dulzura letal

 

H

 Haroldo Alfaro

Mente rota alma quebrada de Sensibly Tainted  


K

Kialandi

Duchas y Travesuras de Sara Holmes 
 

P

Perla negra

Open Surrender de Anise
La ausencia acrecienta las grandes pasiones de Anise
La navidad más memorable de Ifyouweremine
Sólo otra Noche de Mayo en la vieja Torre de Astronomía de Silent Auror




Las imágenes pertenecen a Woshibbdou, desconocido (probablemente nisiquiera sea Drarry) y Dorisdoris. Los fics pertencen a cada uno de sus autores y/o traductores. 

sábado, 4 de abril de 2015

Festival Top!Draco 2015

Con mucho gusto les anunciamos que el Festival Top!Draco 2015 es una realidad. Decidimos organizar este festival porque hay pocos fics donde Draco sea seme ¡y queremos leer fics así! Y como bien dicen, si no encuentras un fic a tu gusto, escríbelo. Estén atentas, daremos más información en breve.





Organizan: Janendra y Gema Talerico, en complicidad con I Love BottomHarry & We Love Drarry. Gracias a Denisse por el cartel verde.

domingo, 15 de marzo de 2015

Ocupada, ocupada, ocupada

Sí, no tengo tiempo para casi nada. Estoy a muy poco de iniciarme como maestra en mi hermandad y bueno, la labor demanda tiempo y esfuerzo. Al par intento tener una vida social, escribir y hacer otras cosas. Pero miren este lindo video. Mi última obsesión: G-Dragon, y por ende Big bang. 



Y por cierto *-* Boyfriend viene a México en mayo. Para entonces ya seré maestra, una cosa menos al saco, e iré a ver mis ukes favoritos. Uno de su últimos videos que me fascinó.


jueves, 28 de agosto de 2014

El hoy no se repetirá mañana



Este será un post raro, dicho de antemano que nadie se extrañe. Desde que Peña Nieto se instaló en el gobierno la desesperanza ha crecido en cada rincón de mi país. Vemos incrédulos, enojados, como se vende todo, desde el petróleo a las playas, el despojo de las tierras que han pertenecido a los indígenas por cientos de años, el encarecimiento de todo, los sueldos de risa, las condiciones  de trabajo cada vez peor y un sinfín de cosas más. Aunque intentes hacer algo, pensar positivo, la realidad es aplastante. Y no solo pasa aquí, se repite en otros países de Latinoamérica, el petróleo, los recursos naturales, la esperanza, nos están quitando todo.

Ante este mundo oscuro no sé qué hacer. Firmo peticiones, protesto, difundo, informo, me informo, pero nada parece suceder. Una tras otra llegan las malas noticias y me siento impotente, triste.

Ayer vi un programa que se llamaba Los profetas del Armagedón. Diferentes especialistas se reunían para compartir sus visiones  sobre lo que pasaría con Estados Unidos, todos ellos  confirmaban que el país está en crisis, que camina/caminamos hacía el desastre y no hay quien lo detenga. Saber que nada es para siempre, que este imperio, que esta forma de vida tienen fin me tranquilizó. ¿Extraño? Quizá, pero esta manera de vivir es insostenible y a veces creo que lo mejor que podría pasarle al planeta es que nuestra raza se extinga. Probablemente el planeta este de acuerdo conmigo.

Y mientras pensaba en todo esto, en lo mal que vamos, en el futuro por venir, en el quizá poco tiempo que nos queda como esta sociedad a la que estamos habituados, pensaba que aún quería escribir. Sacar mi novela publicarla, escribir esos fics pendientes y subirlos a la red. En lo más profundo de mi está el impulso de hacer lo que me llena, lo que de verdad me hace feliz, y eso es escribir.

Una de las cosas que decían es que al internet le quedan quizá unos quince años de vida.  Tan poco tiempo si lo piensas bien, y pensé en esos fics que tengo en la cabeza, en los severitus que ya había descartado, en esas historias que tengo en bocetos pero ya no pensaba escribir. Vi todo esto y algunas palabras que les he dicho a otros vinieron a mi mente. Esta vida es irrepetible, digo, este momento, esta visión de vida, esta persona que tú eres no volverá a repetirse. Tu forma de ver y entender la vida son únicas y eso  que pones por escrito es único e irrepetible.

Yo creo en la reencarnación, pero este ser que soy hoy no volverá a repetirse. No volveré a leer Harry Potter ni a disfrutar en otro vida del boom de los fics, de los severitus. No habrá otra vida donde yo quiera escribir esos fics severitus, con esas ideas, con esos sentires. Si no escribo esos fics, se perderán para siempre, yo habré desperdiciado mis ideas sin llevarlas al papel o a la red. Y habré desaprovechado la red que me pone en contacto con gente de toda Latinoamérica, España y USA, dejaré pasar este momento único y mi oportunidad de contarles mis historias y que ustedes las disfruten.

Si en unos años la red muere, o yo cambió y dejo atrás el mundo del fanfic ¿me arrepentiré entonces  de no escribir esos fics? La respuesta es sí, por supuesto. Tengo que escribir esas historias, eso es lo que yo debo hacer. 

Nadie sabe lo que pasará mañana, pero creo que si vivimos aprovechando el hoy, el presente, a la larga seremos más felices. No demos nada por sentado. No pensemos que todo estará allí para siempre, que mañana habrá oportunidad de hacer lo que hoy pospusimos. Amen, abracen, cumplan sus sueños y sobre todo hagan lo que los hace ser felices

viernes, 15 de agosto de 2014

Fragmentos de Unión



Fragmentos la palabra misma lo dice,  cuando escribia Unión ponía en palabras todo lo que me venía a la cabeza, luego volvía a ello y lo terminaba  o lo descartaba. Esto estaba todo por verse. La escena de Harry entre sus alas es una de mis favoritas. Gracias queridas lectoras por acompañarme en esta odisea que se llamó Unión, el fanfic.



Unión 
Janendra

Capítulo VI: Sordina.

Jhornub  arrojó la lanza contra la piedra encendida. Los cabellos carmesí ardieron con su rencor. Los ojos cenizos se ocultaron detrás de los párpados rojos. En nombre de todos los dioses ¿qué pensaba Nteorg al desafiar al Señor de la guerra? En qué momento, tras ver qué cosa, pensó que serían capaces de ganar una guerra contra los tylwyth teg. Los primeros de fuego no nacieron guerreros, ellos eran inteligentes, cultos, sabios. Dedicaban sus  vidas a recrear la belleza. Cuando era un niño, millones de lunas atrás, creía que ellos ganaron la guerra, como todos los críos de su raza. Bastaba conversar con alguien del exterior para saber que tenían la impresión equivocada. Evitar que alguien entrara a sus tierras no los convirtió en los vencedores, fue un recurso desesperado. Los otros los consideraban afortunados, no era habitual de Aenodán dejar una batalla sin concluir. Tregua era la palabra que definía el final de la guerra.
Desesperado Jhornub se pasó las manos por la cara. Se decía que la guerra era una venganza, Nteorg intentó matar al hijo de Aenodán y su raza pagaría por ello. La vieja guerra fue por unas tierras, por la actitud orgullosa de un consejo de primeros. Aenodán era un padre protector, cada uno de sus enemigos sabía que sus hijos eran su debilidad. Ninguno era tan estúpido para provocar esa particular rabia del Señor de la guerra. Al atacar a un niño Nteorg condenó a los pequeños de su pueblo. Aenodán no se detendría en su venganza, ninguno sobreviviría.
Zafuhr tocó el hombro de Jhornub. Al verla él sintió que la rabia recrudecía en su corazón. Zafuhr era una doncella hermosa, una primera venida de los extremos orientales de las Tierras de la perdición. La observó con el corazón roto. Zafuhr era espigada, los cabellos cenizos, lacios y sedosos le llegaban a las rodillas. Zafuhr se tejía complicadas trenzas sobre la cabeza y el resto quedaba libre. Los ojos de Jhornub descendieron por el cuerpo hermoso, por los vestidos de cuero y gemas que rodeaban el vientre redondo. Su primer hijo. La levantó como si no pesara nada y la sostuvo contra su pecho.  Zafuhr le rodó el cuello con sus brazos, le murmuró al oído las palabras de su amor.
—No hay que darse por vencidos, —le dijo ella—. La esperanza yace debajo de las rocas.
—Solo hay que levantar piedras suficientes, —añadió él sin soltarla.
Zafuhr asintió.
—Quiero que mi hijo viva Jhornub.   
El reclamo de Zafuhr le hirió el corazón. Él quería que su hijo y su mujer vivieran, aunque él se quedara atrás. Conocían lo suficiente de la guerra para saber que era imposible, al menos su hijo tenía que vivir. Encontrarían una manera. 
—La vieja llama a los jóvenes. Ella dice que hay esperanza, creo que deberíamos ir y escucharla.
Jhornub puso a su mujer en el suelo. Le escrutó los ojos carmesí. La vieja era una niña cuando la primera guerra. Quizá por los horrores  de la guerra, el tiempo, o ambos, con los siglos su razón se hizo extraña. Vivía en las praderas, en los bosques, rodeada por los animales de fuego. De vez en cuando advertía sobre peligros que creían estaban en su cabeza.
—Ella dijo que debíamos prepararnos para una guerra por venir, —dijo Zafuhr.
Él asintió. Las consejas de la vieja hicieron reír a más de uno. Aenodán nos cobrará cara la afrenta, decía ella. Ahora nadie reía.
  —Vamos, —Jhornub le tendió la mano.
Otros jóvenes, como ellos, seguían el camino del bosque. El fuego rojo crepitaba arriba y abajo, Las tierras de la perdición ardían con un fuego incesante, dulce. Había diez o quince parejas, algunas mujeres preñadas, igual que Zafuhr. Jhornub reconoció el mismo dolor, la desesperación controlada a duras penas.
—Hay una esperanza —decía la vieja.
 La piel decrépita se agitaba con los resplandores del fuego. Los primeros no solían envejecer. Con los años ganaban en apostura, en fortaleza, su apariencia física estaba determinada por la imagen mental que tenían de ellos mismos. Entre más sabía un primero su fortaleza y juventud eran gallardas, airosas. Las mujeres se volvían hermosas hasta un punto desesperante. El mayor don de los primeros era su hambre de conocimiento. Al ver a la mujer encogida, con la piel arrugada, Jhornub entendió que vieja era la forma en que aquella mujer se sentía. Después de la guerra bestial les tomó milenios recuperarse. Las heridas aún seguían abiertas.
—Mucho se habla de que el corazón del Señor de la guerra es dominio de su mujer y sus hijos. El niño al que Nteorg intentó matar podría ser la salvación de algunos de ustedes.
—¿Sugieres que busquemos al niño?
Jhornub volvió el rostro hacía la voz. Era un primero maduro que tenía tres o cuatro niños.
—Sueño con ese niño desde antes de que naciera. Sé que es amable, que no le gusta ver sufrir a los otros, que entiende el dolor ajeno mejor que el suyo. Hay una vieja profecía entre nosotros.
—Nosotros no hacemos profecías vieja, —dijo otro hombre.
—Incluso nosotros hicimos una, hace muchísimas lunas. Un día al Señor de la guerra le nacería un hijo que sería suyo y de la tierra entera. Un niño capaz de hablar la lengua de cada raza que creó el fuego primigenio. Él tiene los brazos abiertos para nosotros y poseé un poder como no vieron antes ojos algunos: el  camino al corazón de su padre. 
Los varones intercambiaron miradas. A eso se reducía la sobrevivencia de un antiquísimo pueblo, a la súplica de un niño.
—No se engañen —decía la vieja—, la mayoría moriremos en esta guerra. Se trata de salvar a unos cuantos, los que llevan vida, los niños.
—¿Crees que su padre nos dejará acercarnos?
—El niño está lejos de su padre. La profecía de un niño alado, hijo de todos y de la corona de guerra se hizo en cada raza. Cuando los pueblos se dieron cuenta de lo que pasaba, se hizo la promesa de no ocultar el paradero del niño a los otros. El niño está entre los elfos de luz, permanecerá allí hasta la luna llena.
Jhornub sintió la urgencia de ponerse en marcha, Conocía el mundo de los elfos de luz, los primeros comerciaban con ellos, libros, dulces, conocimientos eran el intercambio principal entre ambos pueblos.
—No pueden hacer que odie a su padre, ni esperen que detenga la guerra. La vida de unos cuantos es lo que pueden pedirle, —escuchó lejanas las palabras de la vieja. 
***************************************************

El largo suspiro se quedó atrapado en la muralla que formaban sus alas. Harry tenía las rodillas cerca del pecho, los brazos rodeaban sus piernas, el mentón apoyado en una  rodilla. Estaba cercado por sus alas, el cuerpo por entero oculto debajo de las plumas. Un rayo de sol se colaba por el hueco que se formaba en la cima de las alas. Harry apretó las alas y el rayo desapareció. En la oscuridad cerró los ojos y se sintió un poco mejor, era como estar de nuevo en la alacena debajo de las escaleras. Cuando era muy pequeño aquel lugar le daba miedo, con los años se convirtió en su lugar seguro, donde podía sentirse a salvo de la amorosa familia de su madre. Aunque el olor  a flores y árboles desmentía sus pensamientos, hizo como si estuviera en su armario a salvo de besos y de Draco.
Frotó el rostro contra las sedosas plumas. Se sonrojó al entender lo que anoche hizo sonreír a Draco de esa forma. El gemido se escuchó fuera de la muralla alada. Regulus miró el cono de plumas con inquietud.
—Harry ¿estás bien? —Preguntó.
—Sí, —le respondió la voz adolescente sin ánimo.
Regulus comenzaba a desesperarse. Harry abandonó el árbol morada desde temprano, él lo siguió porque era su deber protegerlo. Cuando Draco viera que Harry y él estaban ausentes asumiría que estaban juntos. Regulus miró alrededor, sonrió al ver unos frutos de un intenso morado que los elfos  comían como postre. Estaba seguro que Harry no desayunó antes de salir. Lucius y él tomaron algo ligero; compartían la habitación.
Harry pensaba en el beso. No sabía qué pasaba por su cabeza cuando lo besó. La sensación fue intensa, abrumadora. Era el primer beso que daba y fue torpe y tonto. Harry se cubrió la cara con las manos, ¡y muy vergonzoso! Rodeados por sus alas, Draco lo dejó tocar la línea de barba sobre el mentón, sobre el labio superior y a los costados de la boca. Harry no vio ese estilo de barba antes, era moderno y hacía que Draco se viera muy atractivo.  
Cuando Harry cayó en cuenta de lo que hacía intentó apartarse. Draco no lo dejó. Es mi turno para besarte, dijo. Fue un beso muy distinto, el roce de labios, las suaves caricias que poco a poco intensificaban el contacto y muy despacio le pidieron que abriera sus labios. Le pareció que pasaron horas entre besos. El calor se extendía por su cuerpo como si tuviera fiebre. Fue Draco quien se detuvo y él gimió en protesta. Draco se rio, lo recostó en la cama y lo sostuvo entre sus brazos hasta que se quedaron dormidos... en la misma cama. Según el juicio de los elfos su enlace necesitaba la cercanía física. Tenía que preguntarle a Draco sobre eso, decidió, un día cuando no se sonrojara al verlo.
—Harry, abre las alas.
Harry levantó la mirada, dedos largos y elegantes le abrían las alas. Aflojó la presión y permitió que Regulus deshiciera su muralla.
—Mira lo que encontré, ¿tienes hambre?
Harry asintió al ver las moras que estaban frente a él, en el suelo, sobre unas hojas enormes. Regulus las lavó en el río, las gotas de agua bajaban por la piel morada. Los frutos tenían un sabor delicioso, dulce y fresco. Harry tomó un puñado.
—Gracias, —sonrió.
Comieron en silencio y bajaron al río para tomar agua. A Regulus le gustaba el agua de ese mundo, tenía un sabor luminoso. Antes de que Harry volviera a su muralla de plumas, Regulus se sentó frente a él.
—Harry, ¿pasó algo con Draco? ¿Algo que te molestara o te hiciera sentir incómodo?
Harry se sonrojó y apartó la mirada. Regulus contuvo la sonrisa, así que era eso. Conocía bien a Draco, no creía que forzará a Harry hacía situaciones íntimas si no estaba preparado. Aunque el impulso sería fuerte, Draco era un guerrero que desde niño aprendió a dominarse a sí mismo. 
—Sabes yo estoy aquí para protegerte y si tengo que hacerlo del mismo Draco, lo haré, —dijo con voz suave—. Así que él hizo algo que te molestó.
Harry negó. Tenía la mirada clavada en el verde del suelo. Regulus sonrió. No hacía falta ser adivino para notar que Harry era tímido. 
—¿Quizá hizo algo que te gustó?
Harry gimió y se cubrió la cara con las manos. Se recostó en el pasto y se cubrió con un ala.
—No quiero hablar de eso.
Regulus se acomodó a la espalda de Harry. Miró arriba, era media mañana. Draco estaría preocupado por la ausencia de Harry.  
—¿Te besó?
Regulus interpretó el movimiento debajo de las plumas como una afirmación.
—Y estás avergonzado por el beso o por qué te gustó.
—¡Ambos! ¡Nos acabamos de conocer! No es como si yo fuera por la vida dando besos a quien me gusta, —el tono se hizo bajo—. Ni siquiera estoy seguro que me gusten los hombres.
Regulus no se sorprendió, ¿quién a los dieciséis años sabía lo que era o quería?          —Así que tú y Draco se besaron. Anoche pareció bien y hoy decidiste que fue incorrecto.
Harry apartó el ala con que se cubría. Se sentó al lado de Regulus.
—Quiero volver al colegio.

              **************************************************

—Hay un problema, —el tono del elfo de luz hizo encoger el corazón de Getaph—. El rey de Midgar es la pareja del niño. Ambos están aquí. Los portales hacía su mundo y el nuestro están cerrados. Los dioses le dieron las llaves a los nueve mundos para que su sangre se ocultara si era necesario. Si lo consultamos no permitirá que ustedes entren, si los dejo entrar será una traición. 
Kapreg sintió que la desesperación lo consumía.   Getaph bajó la mirada y observó su vientre redondo.
—Laurinquë, tienes que ayudarnos —pidió  Jhornub—. No le haremos daño, solo queremos hablar con él.
—Nosotros somos el problema, —la voz de Kapreg se hizo escuchar—. Los que esperan vida no son ningún riesgo. Ni siquiera necesitan entrar para hablar con él. Tráelo aquí, deja que ellos y ellas hablan con él.

**************************************************

—Por favor no te alejes de mí.
La voz aunque amable reflejaba una seriedad que Harry no tuvo oportunidad de escuchar antes. El rostro de Draco permanecía sereno.
—En ningún momento y sin importar lo que pase.
Harry asintió con la cabeza. La inquietud rodó por su espalda y le envaró las plumas.
—¿Estás molesto?
—Estoy furioso, —respondió Draco, las palabras teñidas por un vislumbre de su  ira—. No tenían por qué hacer esto.
—Solo quieren hablar.
Draco apartó la mirada. Respiró despacio. ¿Qué podía hacer Harry para contener la ira de su padre? Ni siquiera lo conocía. ¿Cómo esperaban que detuviera al Señor de la guerra?
—No, Harry. Ellos quieren que te enfrentes a tu padre, a quien no conoces, y les salves la maldita vida que uno de ellos puso en riesgo. No es tu obligación. Ni yo debí permitir esto.
Harry se miró las manos. En realidad él no quería escucharlos.
—Es lo mismo que con Voldemort, —dijo en voz baja—. Todos esperaban que yo haga algo.